PRECAUCIONES ACEITES ESENCIALES



Precauciones y recomendaciones

Algunos aceites esenciales son fotosensibles, lo cual significa que pueden causar manchas y/o irritaciones en la piel si se aplican en el cuerpo antes de la exposición solar. Dentro de estos se encuentran los cítricos como: limón, pomelo,lima, bergamota, naranja, mandarina, litsea cubeda y los aceites portadores rosa mosqueta e hipérico.

En ningún caso deben ingerirse los aceites esenciales. Bajo la tutela de un experto aromaterapeuta, se pueden realizar tratamientos específicos, siempre con dosis mínimas de aceites esenciales quimiotipados mezclados en una cucharadita de miel o terrón de azúcar.

No se deben aplicar directamente aceites esenciales en los ojos, contorno de ojos ni oídos. En caso de contacto aplicar, abundantemente, un aceite vegetal.

Los aceites esenciales nunca se utilizarán directamente sobre la piel. Serán diluidos en aceites vegetales, hidrolatos, bases cosméticas... para su uso cosmético. Sólo existen ciertos aceites esenciales, como la lavanda y el árbol de té, que se utilizan directamente sobre un área localizada, como ejemplo, un grano.

No utilizar aceites esenciales si se está en tratamiento médico.

De manera general, no es aconsejable el uso de aceites esenciales en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, personas alérgicas o con problemas crónicos, como hipertensión o epilepsia. En el caso de bebés, niños y ancianos, los ae se usan en menor proporción y, no todos son recomendados.

Las personas asmáticas y con problemas respiratorios, deben abstenerse de inhalar directamente aceites esenciales.

Ae como eucalipto, menta y tomillo pueden provocar paros respiratorios en personas asmáticas, con tensión alta y niños pequeños.

Es importante indicar que muchas ae son inflamables y, por tanto, se seben tomar las precauciones necesarias.

Antes de iniciar los tratamientos con aceites, se debe comprobar si se tiene alergia a alguno de ellos, echando unas gotas del aceite esencial diluido en aceite base, en la muñeca y tapando con una tirita hasta el día siguiente.

Aplicación
Los ae tienen cualidades terapéuticas muy poderosas, por lo que deben emplearse con moderación y precaución. La mezcla debe ser siempre agitada antes de la aplicación. Se debe tener en cuenta que la constancia es primordial para obtener los resultados deseados.

Conservación
Las mezclas se deben guardar en sitio fresco, oscuro y seco, para que la luz no modifique sus propiedades. La duración media de una mezcla de aceites esenciales con aceites base es de unos 3 meses.

Todos los aceites que utilizo son 100% puros y naturales y obtenidos de 1ª presión, varios de ellos con certificado BIO.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar